viernes, 22 de agosto de 2014

Nina



Creo que te puse ese nombre por la película ¨Nina takes a lover¨, no tenías que ver con el personaje, pero me gustó llamarte ¨Nina¨.

Llegaste a nuestra casa cuando mi hermana cumplía los 15 años, eras solo una cachorrita de chihuahua asustada y creo que nosotros un poco también contigo, no por tu carácter, sino, porque no sabíamos cómo manejar la situación de tener un perrito en un apartamento con una familia de cinco miembros.

Recuerdo que al principio, dormías en el pasillo, fuera de la casa. Era realmente dentro del apartamento, pero una vez cerrada la puerta del comedor, quedaba una habitación pequeña para el servicio y una cocina que se usaba como trastero. Llorabas por las noches, no te gustaba estar ahí.

Un día, empezamos a dejar que durmieras ¨dentro de la casa¨, que alegre estabas!
Que alegre eras siempre querida Nina, todos te queríamos tanto.
Tenías una inteligencia sin par, podías reconocer desde un tercer piso, el coche de mi padre, el mío o el de mi hermana e inmediatamente ibas al balcón, subías tus dos patitas delanteras y te asomabas, acto seguido, te dirigías a la puerta y ahí nos esperabas, siempre moviendo el rabito, tan feliz.

Eras una gran compañera y a la vez feroz e implacable ante cualquier ruido externo. Todo por tus amos Nina!

Luego mi hermana se vino a Madrid y tu dormías en mi habitación, al ladito de mi cama. Claro, por la mañana temprano te ibas; ¿a la habitación de mis padres quizá?

Llegó el día en que yo también me vine a vivir a Madrid y me despedí de ti, pero tu seguramente no entendías esto, esperabas todos los días a que volviera y así pasó un año y volví a verte.
Estabas tan delgada querida Nina, en el hueso, como suele decirse, pero aún así, me recibiste en la puerta con las fuerzas que te quedaban y estuviste conmigo todas mis vacaciones allí.
Yo regresé a España y tiempo después, fuiste de nuestro lado.
Fue tan triste saberlo. 
Lo siento tanto Nina.Gracias por todas las alegrías!
Te quiero siempre.





martes, 7 de junio de 2011

Una taza de chocolate con Miss Betty.





Fue en un otoño en Massachusetts  cuando conocí a Miss Betty .Me pareció que tenía unos  84 años. Recurerdo su cabello blanco y que siempre se arreglaba para salir. Vivía justo detrás de la universidad de Harvard, en una  casita blanca de dos pisos con fotos en sepia, muebles fuertes, acuarelas pintadas por ella y con un mullido gato que se paseaba con graciosa arrogancia

Miss Betty ya no podía apreciar todo aquello,tenía Alzheimer muy avanzado. Por orden de un familiar, sería trasladada a un centro especializado en la afueras. Nunca se casó y no tuvo hijos.


Antes de que se fuera a su nuevo hogar, mi tía Ana la llevó a su casa a pasar una tarde. Mientras ella se encontraba en el comedor, concentrada en sus pensamientos, yo  comencé a preparar un chocolate con leche para tomar. En pocos minutos la cocina y el comedor quedaron embriagados por tan cálido y acogedor aroma y entonces sucedió :Miss Betty salió de sus pensamientos y exclamó desde el alma y con voz fuerte y a la vez temblorosa: ¨ ¡CHOCOLATE!¨
Vi sus ojos, como si fueran los de una niña que desea con ansias lo que más le gusta, luego se puso de pie y lentamente se acercó a mí y casi con un acento muy british me dijo: "¿Can I have a cup of chocolate  my dear?". Yo me  quedé impresionada; en el baúl de su memoria, estaba grabado el olor y el sabor del chocolate. 
En ese momento pensé como algo tan sencillo , puede en tu vejez hacerte un niño, recordar y vivir. Sentadas, tomando un rico chocolate caliente, Miss Betty me contó de su juventud, sobre su padre y el amor.¡Cuánto de una vida en una taza de chocolate!

Webos

¨Yo trabajo fuera de casa, tengo dos hijas y ni soy una superwoman , ni he estudiado hostelería,ni tengo mejores manos que nadie,y además tengo una cocina y un horno completamente normales¨.

Así habla Susana en su libro ¨webos fritos Recetas y Momentos¨. Creo que esta sinceridad y cercanía es lo que hace que tanto su blog http://webosfritos.es/  como su libro gusten tanto. Eso es lo que queremos escuchar , alguien parecido que puede hacer cosas, entonces ¨si ella puede, yo también lo intento¨. No se si realizó algún estudio para identificar  insight y descubrir  cómo nos decidimos por una página web para buscar una receta, pero algo muy bien ha hecho, consta en el volumen de visitas a su página y los premios Bitácoras 2010 y Mejor Blog del Público. A mí me llama  la atención la simplicidad de la página y que parece cercana.
Tuve la oportunidad de conocer a Susana la semana pasada , y fue un verdadero placer.
 Susana storynspireme!

miércoles, 11 de mayo de 2011

Las mujeres son como las flores

Todos los que pasamos, nos quedamos viendo la fachada de esta casa.  Macetas y tarros de de flores arregladas de tal forma, que te hacen pensar en la belleza, la real. 
Los transeuntes queremos fotos para no olvidar. Miro y me fijo en un señor mayor sentado en la esquina. Resulta que es el dueño y me comentó que él planta las flores y agrega para ilustrarme,que ¨las mujeres son como las flores, necesitan cariño¨ (yo no podía contener mi amplia sonrisa). Esta semana volví, porque quería tomarle fotos a sus flores y escucharle . Se llama Antonio.Es un apasionado con lo que hace: todas las mañanas se levanta muy temprano a regarlas, planta las semillas y pinta los tarros . Su vecino Gabriel le acompaña. Es viudo ,pero le  alegra el día estar aquí, como a mí en esta bella tarde de Primavera en Cuenca.